Científicos desarrollan una batería flexible

15Ago07

Un grupo de científicos del Rensselaer Polytechnic Institute está abocado al desarrollo de una pequeñísima batería que a simple vista podría ser confundida con una hoja de papel negro. Este proyecto de la nanoingeniería abre la luz a unas cuantas utilidades tanto para los gadgets del futuro como para los equipos médicos y vehículos de transporte.

No por nada el prototipo luce como un papel, el 90% de la batería es de celulosa, comúnmente utilizada para la fabricación de hojas y cartulinas. Los investigadores han combinado este material con nanotubos de carbón (de ahí el color oscuro) que actúan como electrodos. Así, el papel funciona a manera de separador y la corriente fluye por los electrodos. El resultado final es una batería livianísima y súper flexible que puede cambiar de forma y doblarse. “No hemos juntado distintos pedazos sino que se trata de un dispositivo integrado en el que las moléculas de los componentes están unidas”, explicó uno de los integrantes del equipo.

VIa: macrohw



No Responses Yet to “Científicos desarrollan una batería flexible”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: